* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

ANA KARENINA - Leon Tolstoi

ANA KARENINA - Leon Tolstoi


Al comienzo de la primera parte, el príncipe Stepán Arkádievich Oblonsky , personaje principal y alto funcionario que ha sido infiel a su mujer Darya Aleksándrovna ("Dolly"), llama a su hermana casada, Anna Karénina, que reside en San Petersburgo, para que convenza a Dolly de que no lo abandone.
Cuando el tren de Anna está llegando a Moscú, un trabajador del ferrocarril cae accidentalmente en las vías. Mientras tanto, un amigo de la infancia de Stiva, Konstantín Dmítrievich Lyovin llega a Moscú para proponer matrimonio a la hermana menor de Dolly, Ekaterina Aleksándrovna Shcherbátskaya ("Kitty").
Kitty lo rechaza esperando una oferta de matrimonio del oficial Conde Alekséi Kiríllovich Vronsky. Pero a pesar de su interés por Kitty, él no piensa en casarse con ella. Pronto se enamora de Anna, después de conocerla en la estación de tren de Moscú y bailar una mazurca con ella en una fiesta.
Anna, sorprendida por su respuesta favorable al galanteo de Vronsky, regresa enseguida a San Petersburgo. Vronsky la sigue en el mismo tren. Lyovin regresa a su granja, abandonando toda esperanza de matrimonio, y Anna regresa con su marido, Alekséi Aleksándrovich Karenin,
Un alto funcionario del Gobierno, y su hijo Seriozha.
En la segunda Parte, Karenin regaña a Anna por relacionarse demasiado con Vronsky y generar chismorreos de la aristocracia a la cual pertenecen, pero después de un tiempo, ella vuelve a su relación con Vronsky y queda embarazada de él. Anna se muestra angustiada cuando Vronsky se cae en una carrera de caballos a la cual acude con su esposo, haciendo evidentes para la sociedad sus sentimientos y obligándola a confesárselos a su marido. Cuando Kitty se entera de que Vronsky prefiere a Anna sobre ella, se marcha de vacaciones a Alemania para recuperarse, creciendo en ella una fuerte religiosidad antes desconocida.
La tercera Parte examina la vida de Lyovin en su granja rural. Dolly se encuentra con Lyovin e intenta revivir sus sentimientos por Kitty. Dolly parece no haberlo conseguido, pero finalmente Lyovin se da cuenta de que aún la ama. De nuevo en San Petersburgo, Karenin se niega a conceder un divorcio en favor de Anna y la amenaza con impedirle ver a su hijo Seriozha si lo abandona.
Sin embargo, en la cuarta Parte, Karenin encuentra la situación intolerable y empieza a pensar en el divorcio. El hermano de Anna, Stiva, se opone y convence a Karenin de que hable con Dolly primero. Una vez más, Dolly parece fracasar en su tarea, pero Karenin cambia sus planes cuando descubre que Anna está muriendo de fiebre puerperal durante el parto. Al acudir a verla descubre a Vronsky sufriendo al lado de Anna; ante esto Karenin perdona a Vronsky allí mismo, quien intenta suicidarse por el remordimiento. Sin embargo, Anna se recupera, habiendo dado a luz a una hija a la que también llama Anna ("Annie"). Vronsky planea marcharse a Tashkent, pero cambia de opinión al ver a Anna, y ambos se marchan a Europa sin haber obtenido el divorcio de Karenin. Por otro lado, Stiva planea un encuentro en el que Lyovin y Kitty se reconcilian.
En la quinta parte, Lyovin y Kitty se casan. Unos meses después, Lyovin se entera de que su hermano Nikolái está muriéndose. La pareja acude con él, y Kitty lo cuida hasta que fallece, mientras se da cuenta de que está embarazada. Anna y Vronsky 
viajan a Europa y allí tratan de ser aceptados por la sociedad pese a no ser esposos, pero no logran relacionarse con los rusos residentes en el extranjero al no estar casados, cayendo en el aburrimiento y el tedio al haber dejado atrás su círculo de amistades. Añorando el medio social típico de la aristocracia rusa, Anna y Vronsky vuelven a Rusia para rehacer su vida como pareja, pero mientras la sociedad rusa permite a Vronsky reanudar sus contactos con sus viejos amigos (a cambio de no presentarse públicamente con Anna ni mencionarla), Anna es excluida por todas su antiguas amistades de San Petersburgo, que la marginan de todo evento social donde años antes podía presentarse. Peor aún, sus amistades rechazan sus invitaciones y se niegan a visitarla o a saludarla en el teatro donde Anna acude pese a la oposición de Vronsky.
 El ostracismo que la aristocracia impone a Anna hiere duramente a la protagonista, acostumbrada a una intensa vida social desde su juventud dentro del mismo círculo de personas.
Karenin ha engañado mientras tanto a Seriozha, haciéndole creer que su madre ha muerto por consejo de la condesa Lidia Ivánovna, una fanática religiosa apegada a las hipocresías sociales, aunque Seriozha duda de la realidad de esa historia. Anna logra visitar clandestinamente a Seriozha por su noveno cumpleaños y se entera allí de la mentira construida por Karenin, pero éste la descubre y al cruzarse ambos, Karenin baja la mirada mientras Ana deja con prestesa su antigua casa matrimonial. Desesperada, Anna convence a Vronsky para huir de la ciudad y establecerse en la vasta finca familiar de éste.
Dentro de la sexta parte, podemos ver como Lyovin y Kitty viven en el campo, sus relaciones con los campesinos y demás trabajadores, así como el recibimiento de miembros de la familia. Por otra parte, cerca del lugar viven Vronsky y Anna en un viejo castillo, remodelado con lujos exagerados y visitas inesperadas. En este capítulo se recalca la nueva vida familiar que lleva Lyovin, con riquezas pero sin ostentación, y el lujoso estilo de vida que sostiene Vronsky. Se hace notar además, que Anna pierde cada día más el juicio por celos irracionales y mal fundamentados y su repulsión hacia la soledad, sintiendo pánico ante la posibilidad que Vronsky la abandone. Pensando que la negativa de Karenin a darle el divorcio hace que Vronsky se aburra de ella al ser inviable un matrimonio entre ambos, Anna convence a Vronsky de dirigirse nuevamente a Moscú.
La séptima parte muestra el retorno de Anna y Vronsky a Moscú. Allí Vronsky retorna prontamente a su relajada vida urbana, frecuentando los clubes de sus viejos amigos donde se encuentra con Stiva, quien a su vez le presenta a Lyovin. En contraste, Anna sufre en Moscú el mismo ostracismo que había vivido en San Petersburgo, agravado por el tedio ante las ausencias de Vronsky y los celos furibundos cada vez más crecientes que Anna siente hacia la vida social de Vronsky, lo cual hace más frecuentes y severas las disputas de la pareja. Estos pleitos a su vez aumentan más el aburrimiento de Vronsky hacia Anna e incrementan sus ausencias para huir de la presencia de ella. Las sospechas de Anna alcanzan su punto máximo cuando cree que una tarde Vronsky se encontrará con una supuesta amante que la madre de éste le ha conseguido para casarse.
La actriz  Mariya Guérmanova (Мария Германова:  (1884 - 1940) en un fotograma de la Película de 1914 Anna Karénina (Анна Каренина), dirigida por Vladímir Gardin (Владимир Гардин: 1877 - 1965).
La ira de Anna estalla al convencerse sinceramente de la "traición" de Vronsky y, desesperada, marcha a la misma estación ferroviaria moscovita donde conoció a Vronsky. En paralelo con el evento visto al inicio de la obra, Anna se lanza a las vías para cometer suicidio.


La octava parte muestra la desesperación de Vronsky, quien desea morir tras el suicidio de Anna y se enrola como voluntario para combatir en la revuelta de Serbia contra Turquía. Karenin asume el cuidado de la hija de Anna como suya, mientras Lyovin sufre una nueva conversión en su finca rural. Allí Lyovin reflexiona sobre los eventos recientes y descubre que, pese a tener una hermosa familia y una buena posición económica, eso no le asegura ser feliz sino que precisa orientar su vida hacia la bondad y la simplicidad de la existencia.

Breve reseña de la novela:

Narra la trágica pasión amorosa de ana, casada sin amar con el ministro Alejo Karenin, pero se enamora perdidamente del joven oficial Alexis Vronski.
Después de una lucha interna, abandona su casa, su esposo, su hijo, para irse a vivir con Vronski.
La falsa situación social, la prohibición de ver a su hijo, las continuas reyertas entre los amantes, provocan la ruptura y la desesperación que obliga a Ana a arrojarse en la vía férrea al paso del tren.
Desarrolla la pasión condenable de Ana, el autor demuestra que es un maestro en el conocimiento de la vida psíquica y que él dominaba “Dialéctica del alma”.


Lea también:


Google+ Followers